Orientación sanitaria - Prostituiertenschutzgesetz
16331
page-template-default,page,page-id-16331,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Orientación sanitaria

Orientación sanitaria (Gesundheitliche Beratung)

 

Antes de registrarse es preciso acudir a una sesión de orientación sanitaria. En la mayoría de los casos se encarga de esta la delegación de Sanidad, pero en determinados Estados federados dicha competencia puede recaer sobre otro organismo. Por ello es preciso informarse al respecto en la delegación de Sanidad local.

En la sesión de orientación sanitaria se abordan, sobre todo, cuestiones relativas a la protección frente a enfermedades, el embarazo y la prevención de este, así como los riesgos del abuso de alcohol y drogas. Importante: la conversación es confidencial y no se desvelará su contenido. También pueden tratarse otros temas, por ejemplo, situaciones de desesperación y necesidad de ayuda y consejo. Si el trabajador sexual no habla alemán o no lo habla con fluidez, en la conversación puede participar un intérprete, pero solo si la autoridad pertinente y la persona asesorada así lo acuerdan. También en dicho supuesto se mantiene la confidencialidad de la conversación.

Tras la orientación sanitaria se recibe un certificado emitido con el nombre y los apellidos del trabajador sexual, el cual es necesario para el registro. La orientación sanitaria se debe repetir cada doce meses. Los trabajadores sexuales menores de 21 años de edad deben repetir dicha sesión cada seis meses.

El certificado de orientación sanitaria también debe tenerse consigo durante el ejercicio de la actividad. En caso de preferir que en este certificado no aparezca el nombre real, puede emitirse un certificado adicional con un apodo. El apodo del certificado sanitario y el del registro deben coincidir.